¡Deja de tocar perros por la calle!

Me encantaría que la gente supiera lo importante que es:

  • No tocar a perros a perros que no conoce.
  • No importa que sea precioso, cachorro, yo tengo uno igual, es lo más bonito que he visto nunca, o peor, PERO SI YO TENGO VARIOS PERROS o su versión, A MI TODOS LOS PERROS ME ADORAN.
  • Preguntar siempre si pueden saludar a un perro. (Esto es el mínimo, mínimo). Por favor, adultos, ¡preguntad antes!.
  • Si finalmente decides hacerlo, PREGUNTAR AL PERRO SI QUIERE SER TOCADO. Luego explicaremos cómo.

VAMOS A EMPEZAR  POR EL PRINCIPIO

Te encantan los perros, crees que se te dan  bien. Perfecto.

¿Sabes que hay miles de perros absolutamente atemorizados y aterrados ante tus gritos y espasmos cuando los ves por la calle?. ¿Sabes que hay perros que han vivido situaciones insostenibles con humanos, y que el solo hecho de que te acerques con esa rapidez y esos movimientos, puede hacerles entrar en pánico?.

Esto ocurre habitualmente.

No se nos ocurre pensar que el precioso perrito que tenemos delante haya tenido una miserable vida y que tu presencia le de pavor.

De ahí mi insistencia en que por favor, DEJES DE TOCAR PERROS POR LA CALLE. Lo mejor que podría pasar es que le acrecientes y reconfirmes sus miedos y que por supuesto, los educadores que los trabajamos, no  logremos hacerles ver que el humano es de fiar… todo nuestro trabajo al traste por tu segundo de gloria… ¿Cómo vamos a ser de fiar si somos tan impredecibles y les tenemos tan poco en cuenta?.

Lo peor, que ese pobre perro se sienta acorralado y sin escape (no olvides que encima van atados, sin posibilidad, la mayoría de las veces, de huir o moverse apenas) y te lleves un mordisco. Un mordisco que si te hubieras fijado en el perro desde el principio, solo eso, FIJADO, SI LE HUIBIERAS TAN SOLO MIRADO U OBSERVADO, podríamos haber evitado.

Pero esto no es todo, ojalá lo fuese… ¿Te has preguntado si ese precioso perrito que esta vez, aparentemente no tiene miedos, se siente a gusto cuando un desconocido se abalanza sobre él?. Vale, él no tiene problemas de miedos con humanos, pero…

te has fijado en cómo recula cuando te agachas sobre él, como gira la cara cuando le tocas y encoje el cuerpo?. Como a veces incluso te da la espalda?.

Sí, son signos de incomodidad!!!. La misma que tendrías tú si viene un desconocido y porque seas guapa/o te empieza a manosear y dar golpecitos en la cara y tocarte sin mediar aviso… POR FAVOR, DEJA EN PAZ A LOS PERROS QUE NO CONOCES.

De nuevo, ante un perro, párate, obsérvalo, míralo pasar mientras te detienes en la calle, habla con su dueño sobre él, interésate por su vida, pero deja de agacharte sobre él. Y deja de obligarlo a soportar caricias que no le apetecen.

Y QUE HAGO ENTONCES SI QUIERO TOCAR UN PERRO

Vale, pongamos que aún así decides: voy a aprender a hacerlo bien, voy a no molestar al perro, voy a intentar establecer contacto con él. Estupendo.

Aquí debes tener en cuenta varias cosas.

  • La primera: al perro. Es lo único que importa ¿no?. Ya que decides interactuar con un ser vivo… lo más importante es saber si ese ser vivo ¡¡¡quiere interactuar contigo!!!.
  • La segunda: tendrás que aprender a frustrarte. Sí, tú. ¿Por qué? Porque es muy probable, es más, te diría que altísimamente probable, que el perro no te haga ni caso ,ni muestre el más mínimo interés en ti. ¡¡¡¡Y es maravilloso!!!. ¿Por qué?. Porque cuando un perro sí que se sienta atraído por conocerte te vas a sentir de verdad saludado/a por un corazón perruno. Y vas a empezar a valorar el que quieran o no establecer contacto porque estarás empezando a VERLES.
  • RESPETAR la decisión de un perro que no quiere ser acariciado es un gran aprendizaje que debemos hacer los que andamos a dos patas. Creo que es lo que más nos suele costar…
  • La tercera: saber cómo mostrarle tu interés en establecer contacto con él.

Una vez te hayas cerciorado hablando con el dueño de que el perro es amistoso, que no tiene fobias, miedos, que no acaba de salir del veterinario y está nervioso etc., etc., estos serían los pasos: ( y cuidado que muchas veces es el propio dueño el que no lee a su perro)

  • Agáchate, ponte en cuclillas.
  • Muéstrale tu lateral.
  • Nada de flexionar nuestro cuerpo sobre él, ni mirarle fijamente a los ojos, ni plantarnos frente a él.
  • Una vez agachado verás que muchos perros sí que se acercarán, curiosos, a ver a ese humano tan educado.
  • ¡¡Que se acerque no quiere decir que le apetezca ser tocado!!!.
  • Empieza a valorar esa gran muestra de interés perruno que es responder al tuyo simplemente poniéndose más cerca de ti, o yendo a cotillear quién eres. ¡Eso ya es un gran saludo entre el perro y tú!. Ellos son infinitamente más sutiles que nosotros. APRENDE A LEERLOS Y  APRECIAR ESTAS GRANDES MUESTRAS DE INTERES Y ATENCION QUE NOS BRINDAN.
  • Te aseguro que si un perro quiere ser tocado, TE VAS A ENTERAR Y TE LO VA A HACER SABER MUY CLARAMENTE. Si es así, si se te acerca y te toca con su cuerpo, te está dando un pequeño permiso para extender tu mano y suavemente acariciarle. Algunos te saltarán un poco encima pidiendo claramente mimos, pero curiosamente estos son los casos más raros, ocurre con algunos adolescentes y cachorros pero ¡ES LO QUE NOSOTROS INTENTAMOS HACER CON TODOS, TODO EL TIEMPO!.¡¡¡ VAMOS AL REVÉS!!!
  • Si ves que se acerca mucho y está relajado puedes probar a extender tu mano un poco, solo sus movimientos ya te van a decir si esa mano le apetece o no.
  • Si él busca un tímido contacto físico, por favor, no le toques la cabeza, ni el lomo, ni bajo la mandíbula. Acaríciale en el costado no más de 1 o 2 segundos. Tras esos segundos ya él te dirá si quiere que sigas o no. Es la mejor manera de comprobar si nuestra caricia es bienvenida. Dos segundos, para, y a ver qué hace. Te lo va a decir, tranquilo. Bien desplazará levemente su cabeza hacia un lateral, o te dará su costado muy claramente, o te dará la espalda  o se alejará  un paso mostrando desinterés. La gran mayoría de la gente aquí es cuando inmediatamente insisten para seguir tocándoles obviando todo este lenguaje que grita sin palabras: NO ME APTECE SER TOCADO. Aprende por favor a leerlo, respetarlo y valorarlo. Quizá cuando lo hagas te sorprendas de que los perros empiezan a no tener problemas en estar mucho más cerca de ti… puesto que te habrás convertido en alguien en quien pueden confiar.

AL final hay una regla muy sencilla, cuanto menos interés autentico muestres en satisfacer tus intereses con ellos mas te surgirá precisamente la posibilidad de lograr aquello que anhelas con ellos, la cercanía.

La cercanía no se CONSIGUE, se GANA. Y esto no solo es aplicable a los perros. Y tienes mucho menos que ver con el tacto de lo que imaginas…

Aprende a ganártelos. Hazte digno de su amistad.

Pero de verdad, asúmelo, el 85 por ciento de los perros, si no más, no tienen absolutamente ningún interés en que un desconocido le toque o le diga nada. Limítate a disfrutar de su presencia y a mirarlos y quizá poco a poco empezarás a leerlos…

Qué maravilla aprender a respetar a otros…que maravilla contactar con otro SER al que por fin podemos VER.

Sin comentarios

Escribir un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar